Panna cotta de vainilla y fresas

Hoy os dejo un delicioso postre italiano: panna cotta de vainilla y fresas.

Hace un tiempo, que  preparé una panna cotta de chocolate blanco y la verdad es que nos encanto.

Es un postre que  se prepara rápidamente, se puede hacer de diferentes sabores, la base de la panna cotta, es siempre la misma:  gelatina,  nata (crema de leche) y leche, lo único que varía es el sabor que le queramos dar.

Panna cotta de vainilla y fresas

Foto: Mamá, ¿qué hay para comer?

En este caso al hacerla con sabor a vainilla,  he utilizado una vaina de vainilla, esta desprende unas semillas, que va a ser, lo que va a dar sabor a la panna cotta.

Esto os lo cuento, ya que aunque colé la mezcla y en el fondo de la cazuela,  quedarón residuos de la vainilla, cuando lo desmolde, vi que se habían colado algunas de las semillas, que pueden afear el  postre.

Como siempre espero que os guste.

Ingredientes para la panna cotta de vainilla y fresas

400 ml. de nata o  crema de leche con materia grasa de un 33% de materia grasa

1 vaso de los de agua de leche (250 ml.)

6 láminas u hojas de gelatina neutra

3 cucharadas soperas de azúcar

1 vaina de vainilla

8 fresas

Aceite de girasol

Para la decoración de la panna cotta de vainilla

Nata montada de bote.

4 fresas

Elaboración de la panna cotta de vainilla y fresas

Ponemos las láminas de gelatina en agua, durante unos 5 minutos o hasta que la gelatina se hinchen y ablanden.

En una cazuela, ponemos la leche, el azúcar, la nata o crema de leche y la vaina de vainilla, que previamente, he abierto de arriba abajo con un cuchillo.  Removemos.

Panna cotta de vainilla y fresas

Foto: Mamá, ¿qué hay para comer?

Dejamos que se caliente y que coja el sabor de la vainilla. Cuando vaya a comenzar a hervir, retiramos del fuego.

Añadimos la gelatina a la mezcla anterior, removemos hasta que la gelatina se disuelva.  Dejamos que se enfrié un poco.

Quitamos el rabito a las fresas, las lavamos y las cortamos longitudinalmente.

Untamos el molde que vamos a utilizar, con aceite de girasol, eso nos ayudará a desmoldar la  panna cotta, más fácilmente.

Ponemos las fresas en el molde y añadimos la panna cotta colada.

Panna cotta de vainilla y fresas

Foto: Mamá, ¿qué hay para comer?

Cuando este frío, lo metemos en la nevera,  durante toda la noche.

Presentación de la panna cotta de vainilla

Desmoldamos la panna cotta y decoramos con nata montada y  fresas.

Panna cotta de vainilla y fresas

Foto: Mamá, ¿qué hay para comer?

4 comments for “Panna cotta de vainilla y fresas

  1. 12 mayo, 2015 at 19:48

    Me la comeria enterita ahora mismo!!!! Que pinta!!! Un besazo!!!

    • 29 mayo, 2015 at 20:27

      Hola Maite,
      Estaba delicioso, fue empezar y …. en una sentada cayó. 😀
      Feliz fin de semana. Besos.

  2. carmen suárez
    11 mayo, 2015 at 22:05

    Con ese sabor a vainilla tiene que estar muy rica. Un gran acierto. Tengo que hacerlo. Feliz semana. Bss.

    • 12 mayo, 2015 at 12:14

      Hola Carmen,
      Es verdad que sale muy rico y con las fresas, uummm delicioso. Espero que os guste. Feliz semana. Besos.:D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *