Sardinas al horno con tomate y cebolla

Receta sencilla y fácil de sardinas al horno con tomate y cebolla. Tanto las sardinas como el tomate y la cebolla las he asado en el horno a la vez, dando una textura muy sabrosa al plato.

Las sardinas es un pescado azul muy sabroso y que se puede preparar de muy diferentes maneras: asadas al horno, a la plancha, escabechado, en la barbacoa, frito y guisado entre otras.

Sardinas al horno con tomate y cebolla

Foto: Mamá, ¿qué hay para comer?

Las sardinas le he quitado la cabeza y las vísceras, dejándolas con la espina. Pero si se quiere se puede quitar también.

Como siempre espero que os guste.

Ingredientes para las sardinas al horno con tomate y cebolla

1/2 kg de sardinas no eran muy grandes

2 tomates medianos

1/2 cebolla tierna

Aceite

Sal

Decoración de las sardinas al horno

Perejil

Aceite

Elaboración de las sardinas al horno con tomate y cebolla

Calentamos el horno a 200º

Limpiamos las sardinas, le quitamos la cabeza y las visceras. Si se quiere también las espinas.Las lavamos.

En una placa de horno, forramos con papel de horno.

Lavamos los tomates, le quitamos el tronco y lo cortamos a gajos. Cortamos la cebolla en juliana fina.

Colocamos en la fuente primero el tomate y después la cebolla.Sazonamos la verdura.

Sardinas al horno con tomate y cebolla

Foto: Mamá, ¿qué hay para comer?

Ponemos encima de las verduras las sardinas, sazonamos y añadimos un poquito de aceite por encima.

Las metemos al horno y dejamos que se hagan. El tiempo del horno dependerá del tamaño de las sardinas.

Sardinas al horno con tomate y cebolla

Foto: Mamá, ¿qué hay para comer?

Sacamos del horno, emplatamos, poniendo las verduras en el fondo del plato y las sardinas encima,  espolvoreamos con un poco de perejil y le añadimos una chorradita de aceite de oliva.

Sardinas al horno con tomate y cebolla

Foto: Mamá, ¿qué hay para comer?

Consejos: Podemos utilizar verduras como por ejemplo los puerros.

La cebolla aunque cortada en juliana fina, queda con una textura un poco cruda. Si se quiere se puede freír un poco y después se pone encima del tomate.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *