Cocina de taper

La cocina de taper. Debido a la situación laboral actual de jornadas en las que sólo se tiene una hora para comer  y un poco ayudado por la  crisis económica, en muchos de nosotros hemos tenido que  llevarnos la comida en el taper a nuestro puesto de trabajo.

En este artículo os voy a dar unos consejos para poder disfrutar de vuestra comida en la oficina y/o en donde queráis ya que estos consejos os pueden servir para la piscina, la playa o el campo.

La cocina de taper no tiene por que ser aburrida

Primero vamos a planificar nuestros menús durante la semana, así como comprar los productos que vayamos a necesitar para preparar unas exquisitas recetas.

Cuando hagamos los menús tendremos que tener en cuenta los productos de la temporada en que estemos, ya que suelen ser muy baratos y adaptarlos en caso de no encontrarlos en ese momento por otros productos.

Tenemos que contar con que instalaciones contamos en el trabajo.  si donde vamos a tener que comer tiene por ejemplo un frigorífico para mantener refrigerada la comida o un microondas para poder calentarla.

Si contamos con muy poco tiempo para cocinar es bueno,  tener siempre en la despensa latas de conservas, bote de legumbres así como congelados que nos van a ayudar a preparar platos deliciosos: ensaladas de legumbres, cebolla frita en lata, salteados de verduras, escabechados, etc.

También en los supermercados venden comida precocinada para llegar y meter en el microondas, pero no es muy aconsejable debido a la cantidad de aditivos que suelen llevar y no hay nada mejor que la comida casera.

Y puestos a comprar, podemos comprar para varias veces, y nos preparamos un plato ya completo que congelaremos ya hecho, y cuando vayamos a utilizar sólo lo tenemos que sacar el día de antes y ya está. Sólo utilizar en casos de necesidad

Otra de las cuestiones es dónde lo vamos a envasar y su medio de transporte. Es importante que el tuper se adapte en tamaño, que sea hermético, y que se adapte al microondas, frigorífico-congelador, etc.

Si en tu oficina no hay frigorífico y llevas una ensalada o crema fría, puedes utilizar un termo o una bolsa térmica con placas de congelación.

Espero que estos pequeños consejos te sirvan. Bon Appétit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *