¡Tengo invitados!

¡Tengo invitados! Ahora con está crisis, muchos nos hemos planteado hacer eventos sociales en nuestra casa.

Y entonces nos surgen las  preguntas: ¿Cómo me organizo? ¿Qué quiero organizar? ¿Cuánto me va a costar?

Os voy a dar unos pequeños consejos sobre cómo organizar un  pequeño evento en casa.

Lo primero  es saber  lo qué quiero organizar, puede ser desde una reunión con los amigos, una celebración familiar (bodas, comuniones, bautizos, cumpleaños,) reunión de mujeres, hombres, con niños, etc.

En mi caso las celebraciones que suelo hacer son dos: comidas familiares y con amigos

¿A quién quiero invitar? E iremos  creando  una lista de las personas que vamos a invitar.

Y de paso  anotaremos  si alguno de los invitados  tiene alguna intolerancia alimentaria, alergia o simplemente está a dieta.

Qué queremos que sea:  desayuno,  brunch,  comida, merienda o cena. De ello dependerá mucho nuestro presupuesto, por lo que a medida que vamos organizando, sale inmediatamente el presupuesto, el menú, etc.

En mi caso, suele ser con la familia, comida y con los amigos, cena. Además no se come lo mismo al mediodía que por la noche.

Si tienes un piso muy pequeño, no puedes invitar a mucha gente,  tendrás que adaptar tu casa  al número de invitados, y así como las instalaciones, por ejemplo: casa del pueblo  con barbacoa en el jardín,   podre  hacer una comida o cena al aire libre, y además  se puede  utilizar la barbacoa. Siempre que el tiempo lo permita, por supuesto.

Tengo invitados

Foto: Mamá, ¿qué hay para comer?

También hay que tener en cuenta:  si vas a tener ayuda, cuando se va  a realizar la compra, si puedo preparar alguno de los platos con antelación,  con que menaje (platos, vasos, cubiertos, mantelería, etc) cuentas, la limpieza de la casa, etc.

Lo que verdaderamente importa  cuando hacemos algún evento en  casa, es que tanto los invitados como los anfitriones disfruten de la velada, y no sea una carga pesada para ambas partes.

Ahora  hemos puesto de moda entre mis amigos, quedar los sábados para cenar en casa de uno de nosotros, y   cada uno trae un plato (ensalada, entrantes,  carne o pescado), otro  trae el vino, etc. Es muy divertido  y además nos permite vernos, sin que recaiga todo el gasto de la cena en el/los anfitriones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *